Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 20 de agosto de 2019 | Leída 0 veces

El consumo de flavonoides, presentes en manzanas o té, reduce el riesgo de cáncer y enfermedades cardiacas

El consumo de productos ricos en flavonoides, como manzanas y té, protege contra el cáncer y las enfermedades cardíacas, especialmente en fumadores y personas que beben grandes cantidades de alcohol, según una nueva investigación de la Universidad Edith Cowan (Estados Unidos)...

[Img #49350]

 

En su trabajo, publicado en la revista Nature Communications, los investigadores han analizado datos de una cohorte que evaluó las dietas de 53.048 daneses a lo largo de 23 años. Y han hallado que las personas que consumían habitualmente cantidades moderadas a altas de alimentos ricos en flavonoides tenían menos probabilidades de morir de cáncer o enfermedad cardiaca.

Aunque el estudio encontró un menor riesgo de muerte entre los que comían alimentos ricos en flavonoides, el efecto protector parecía ser más fuerte entre los que estaban en alto riesgo de enfermedades crónicas debido al tabaquismo y los que bebían más de dos bebidas alcohólicas al día.

"Estos hallazgos son importantes porque resaltan el potencial para prevenir el cáncer y las enfermedades cardiacas, sobre todo en personas en alto riesgo de estas enfermedades crónicas. Pero también es importante que el consumo de flavonoides no contrarresta todo el aumento del riesgo de muerte causado por el tabaquismo y el alto consumo de alcohol. Lo mejor que puedes hacer por tu salud es dejar de fumar y reducir la ingesta de alcohol", explica la líder del estudio, Nicola Bondonno.

 

500 miligramos diarios

Los participantes que consumían alrededor de 500 miligramos de flavonoides totales cada día tenían menor riesgo de cáncer o muerte relacionada con enfermedades cardíacas. "Es importante consumir una variedad de diferentes compuestos flavonoides que se encuentran en diferentes alimentos y bebidas de origen vegetal. Esto se logra fácilmente a través de la dieta: una taza de té, una manzana, una naranja, 100 gramos de arándanos y 100 gramos de brócoli proporcionarían más de 500 mg de flavonoides en total", asegura la investigadora.

Bondonno puntualiza que aunque la investigación ha establecido una asociación entre el consumo de flavonoides y un menor riesgo de muerte, la naturaleza exacta del efecto protector no está clara pero era probable que fuera multifacética. "El consumo de alcohol y el tabaquismo aumentan la inflamación y dañan los vasos sanguíneos, lo que puede aumentar el riesgo de una variedad de enfermedades", plantea.

 

Antiinflamatorios y antioxidantes

Además, añade que se ha demostrado que los flavonoides son antiinflamatorios y mejoran la función de los vasos sanguíneos, lo que puede explicar por qué están asociados con un menor riesgo de muerte por enfermedad cardíaca y cáncer. El siguiente paso de esta investigación será observar más de cerca qué tipos de cánceres y enfermedades cardiacas se ven más protegidos por los flavonoides.

Investigaciones anteriores han demostrado que los flavonoides tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. En concreto, las antocianinas, se han detectado en el tejido pulmonar poco después de ser ingeridas, y parecen reducir el moco y las secreciones inflamatorias en enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC, por sus siglas en inglés), según un trabajo de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos).

Como se ha demostrado en este nuevo estudio, la investigación de la Johns Hopkins también halló que la relación entre el alto consumo de flavonoides y la reducción del deterioro de la función pulmonar parece ser más fuerte entre los que nunca han fumado y los que han dejado de hacerlo que en la población general del estudio. Entre los fumadores, el estudio no encontró una vinculación entre la ingesta de antocianinas y la función pulmonar.

 

Menor aumento de peso

Otros trabajos de investigación también han evidenciado que comer frutas y verduras que contienen altos niveles de flavonoides, como manzanas, peras y bayas, puede estar vinculado con un menor aumento de peso.

Hace muchos años se pensaba que los flavonoides eran sustancias sin acción beneficiosa para la salud, sin embargo se ha demostrado que su consumo tiene múltiples beneficios para la salud, principalmente por sus propiedades antioxidantes.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Noticiero de Arteixo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress