Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 10 de agosto de 2019 | Leída 65 veces

Richard Gere lleva víveres al Open Arms: "No estáis solos"

Richard Gere se ha subido ayer viernes a bordo del Open Arms para traernos víveres y denunciar la situación de bloqueo en la que se encuentra el barco de rescate español, con 121 personas a bordo desde hace ocho días y sin poder desembarcar en un puerto seguro...

[Img #49311]

 

Procedente de la isla de Lampedura en una embarcación de recreo adornada con una pancarta en la que se lee 'No estáis solos', el actor estadounidense ha llegado al Open Arms acompañado por el fundador de la ONG, Óscar Camps. Una vez a bordo, ha repartido comida y ha conversado con los migrantes.

 

"Las personas que vemos en este barco están aquí por el trabajo que Open Arms desarrolla y la cosa más importante para esta gente que se encuentra aquí es llegar a puerto, bajar de los barcos, tocar tierra y empezar una nueva vida", ha afirmado el artista, que ha pedido el apoyo para que Open Arms siga ayudando a estos "hermanos y hermanas" que escapan de África para buscar un futuro en Europa.

 

El gesto de Richard Gere quiere dejar en evidencia la pasividad de los gobiernos europeos, que se muestran incapaces de acordar una política migratoria común y de dar una respuesta al drama humanitario en el Mediterráneo. 

 

La Unión Europea mira para otro lado

Óscar Camps solicitó este jueves por escrito a los gobiernos de España, Francia y Alemania, que intercedan ante la Unión Europea para desbloquear la situación del barco español, pero aún no ha recibido respuesta. Cualquier estado miembro puede hacer una petición a la Comisión Europea para que se coordine entre los países la distribución de los migrantes rescatados por el barco humanitario.

 

Según la legislación internacional, después de una operación de salvamento los rescatados deban ser trasladados al puerto seguro más cercano, en este caso Malta e Italia, pero ambos países rechazan acoger al Open Arms.

 

El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini que ha aprobado esta semana una ley que endurece las penas a las ONG de rescate con multas de hasta un millón de euros, ha afirmado que ha escrito al Gobierno español para que "se haga cargo" de los 121 migrantes y refugiados del Open Arms y ha insistido en que los puertos italianos están "cerrados" para este tipo de embarcaciones. España, por su parte, mantiene que no tiene que interceder por el remolcador español ante la UE. 

 

"El catalizador último que me ha hecho venir aquí fue que alguien me habló de la nueva ley italiana que convierte en delito ayudar a estas personas. Yo no podría ni imaginar algo así, no tiene sentido, es una locura, me avergüenzo de que sea ilegal ayudar a la gente", nos confiesa la estrella de cine. Su hijo nos visitará esta tarde. 

 

"La situación es seria"

La portavoz del gobierno en funciones, Isabel Celaá, preguntada por la situación del Open Arms, en la rueda posterior al Consejo de Ministros, ha vuelto a insistir este viernes en que el barco debe desembarcar en el puerto seguro más cercano.

 

"Queremos que la Unión Europea sienta la política migratoria como propia. España cumple, rescata, salva vidas permanentemente pero no podemos permitir que en el ámbito europeo se confíe en que sólo España salva vidas”, ha señalado Celaá, que se ha referido a la carta que el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, envió al presidente de la Comisión para que no mire a otro lado.

 

“La situación es seria y demanda una acción inmediata (...). "Si la Unión Europea permaneciera indiferente a la suerte de estas personas, estaríamos causando más y más sufrimiento”, ha afirmado, al tiempo que ha instado a “resolver esta situación de emergencia mediante la coordinación de una intervención humanitaria rápida y una solución para una distribución justa de los migrantes”. De los 121 migrantes que quedan a bordo, muchos han sufrido abusos y torturas en Libia, y 32 de ellos son menores.

 

Nerviosismo a bordo del barco

La tripulación del Open Arms ha avisado de que cuanto más pasa el tiempo más complicado se hace explicarles a los migrantes "por qué no pueden desembarcar", dando lugar a situaciones de ansiedad y nerviosismo, y apeló a los convenios y acuerdos internacionales y la Carta de los Derechos Humanos.

 

"Qué vergüenza Europa, no ser capaz de dar un puerto para estas personas".

 

[Img #49312]

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Noticiero de Arteixo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress