Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 5 de julio de 2019 | Leída 71 veces

¿Por qué la política es cada vez más un problema y no una solución?

El nivel de preocupación de los españoles por la política, el más alto desde 1985, según el CIS, no se produce en un contexto cualquiera. España lleva desde abril con un Gobierno en funciones y la amenaza de repetición de elecciones ha ido aumentando a medida de que los partidos no han sido capaces de acordar posturas para facilitar que haya un Ejecutivo. Además, la encuesta realizada a los ciudadanos se produjo entre el 1 y el 11 de junio, en plenas negociaciones previas a la constitución de los gobiernos municipales y de las comunidades autónomas...

[Img #49002]

 

El CIS revela que el 54% de los españoles considera que la situación política es “mala” o “muy mala” y la clase política es percibida como un problema por el 32,1% de los encuestados. Para el profesor de Ciencias Políticas de la UCM Jaime Ferri, esta preocupación no es necesariamente mala, sino que "significa que la población está despierta, está atenta y de que estamos en un impás".

 

Y es que existe una preocupación colectiva "porque hemos sido convocados a elecciones de una forma casi permanente desde 2015 y no somos capaces de tener un gobierno estable en el país", añade la politóloga y directora de la Escuela de Gobierno de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Paloma Román Marugán.

Estamos ante una situación de constante "provisionalidad" que, a su juicio, da la sensación a los españoles de que los políticos "no están haciendo bien su trabajo", con lo que la preocupación de los ciudadanos va aumentando a medida que sigue sin haber un Gobierno en el país o en las autonomías.

 

Esta situación, según el politólogo de la Universidad de Barcelona Jesús Palomar, se debe a la "mala gestión que han hecho los líderes políticos del multipartidismo" que se ha ido instaurando. “Hace unos años, en los que el bipartidismo estaba instalado, ganaba uno u otro partido y no había incertidumbre en la actuación política o de quién gobernaba”, considera el experto, quien lamenta la imposibilidad de llegar a acuerdos o coaliciones como en otros países.

 

Extremar posiciones, no llegar a acuerdos ni cumplir con el "bien común"

A su juicio, los acuerdos y coaliciones entre varios partidos no están “en la cultura política” y, entre tanto, las formaciones tienden a “extremar sus posiciones” para diferenciarse de sus competidores, creando lo que él llama “filias y fobias”: “El PSOE, por ejemplo, puede tener filias con Podemos, pero no excesivas porque Ciudadanos se enfada, y al PP le pasa lo mismo con Ciudadanos y con Vox”.

 

Una actitud que se traslada al descontento de la sociedad “porque hay suficientes motivos de desencuentro entre las expectativas de la población y la situación institucional”, destaca el sociólogo de la Universidad de Jaén Felipe Morente.

 

Este experto considera que “hay que saber gestionar el complejo mapa ideológico de los ciudadanos con la capacidad de negociación”, que los ciudadanos “están esperando acuerdos” ante preocupaciones que “van más allá de izquierdas o derechas” sino por el bien común.

 

Por eso, añade la profesora Román, "la gente se da cuenta de que no están preparados para la misión que tienen que hacer" y se les ve como "políticos ineficaces" que "no miran más allá de sus intereses partidistas e incluso personales", y pone de ejemplo la negativa del líder de Cs, Albert Rivera, a acudir a la nueva ronda de contactos con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

 

Sus consideraciones coinciden con declaraciones de los ciudadanos, que lamentan la falta de políticas útiles. “Lo de poner a España por delante, no se ha visto y era una de sus promesas”, opina una ciudadana. Otro lamenta que la política, a día de hoy, es "decepcionante".

 

Para Morente, “los políticos son la élite, los referentes de la sociedad donde ésta se mira y se refleja”,y añade que “si las formas de articular la negociación y el diálogo político son la confrontación y la miseria de las pequeñas diferencias en lugar de llegar al bien común, llegamos no a la política, sino a la confrontación de enemigos ancestrales propios de épocas prehistóricas”.

 

Pone de ejemplo los insultos desde la cuenta oficial de Vox en Twitter al líder de Cs, Albert Rivera, a quien llamaba “acojonado” y “sinvergüenza” y pedía “dejar de lamer el culo a -Emmanuel- Macron”, el primer ministro francés.

 

“Da un poquito de vergüenza verles discutir entre ellos y preocuparse más del ‘tú más’ que de poner soluciones”, comenta a TVE otro ciudadano. A juicio de Marugán, los niveles del CIS y las consideraciones de los ciudadanos "deberían ser un mensaje muy claro para nuestra clase política".

 

Mayor preocupación entre los hombres y los votantes de PP y Cs

Según el CIS, los políticos y la situación política preocupan a un 36% de hombres, frente a un 28% de mujeres. Quienes más concernidos están frente a esta problemática, además, son quienes comprenden las franjas de edad de 35 a 44 años y los de entre 18 y 24.

 

A juicio del sociólogo Felipe Morente, pese a que hay hombres y mujeres “en la cabecera del movimiento de igualdad de género”, todavía hay un “segmento importante de mujeres que reproduce el viejo esquema patriarcal donde las decisiones importantes, como la política o la gestión de los bienes, las depositan en los hombres y no hay una conciencia de actualizar sus discursos”.

 

Ocurre lo mismo, según este experto, con una parte de la tercera edad, que es más numerosa en entornos rurales que en urbanos. Pese a que “la población mayor es cada vez más militante y tiene más conciencia de clase, como se ha visto con los movimientos de pensionistas, hay un frente en el medio rural más tradicional donde la marca de algunas creencias y de la religión, entre otras, ha amortiguado la capacidad crítica”.

 

Respecto a ideologías, el CIS establece que los votantes de los partidos nacionales de centro-derecha son quienes más preocupados están por la situación política. En primer lugar, los de Ciudadanos, con un 36,8% de ellos, seguido del PP, con un 35,8%, Vox (32,7%), Unidas Podemos (32,5%) y PSOE (28,6%).

 

Para Jesús Palomar, los votantes del PSOE están más tranquilos al respecto después e la victoria socialista en las generales, mientras que PP y Cs “tienen actualmente un problema de identidad”, y eso se traslada a la percepción de los ciudadanos.

 

Por último, quienes más preocupación muestran por la situación política son los votantes de partidos independentistas catalanes, especialmente JxCat (un 55,6% de ellos), mientras que los de de ERC conforman un 41,4%. Una situación, la catalana, marcada también por “la incertidumbre” y por la sentencia del juicio del ‘procés’ que vendrá, previsiblemente, en otoño, concluye este experto.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Noticiero de Arteixo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress