Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 13 de diciembre de 2018 | Leída 58 veces

La Universidad pública española es de las más caras de la UE y baja el gasto medio por alumno

Los rectores han denunciado ayer miércoles que España es el segundo país entre los desarrollados que más ha reducido el gasto por universitario (en el periodo 2010-2015 el recorte es de un 13%) mientras que los precios públicos son los más elevados de la UE, existiendo grandes diferencias regionales...

[Img #47361]Lo ha destacado el informe "La Universidad Española en Cifras. Año 2016 y curso académico 2016/2017", presentado por el presidente de CRUE Universidades Españolas y rector de la Universidad de Lleida, Roberto Fernández. CRUE es la asociación de Universidades Española que aglutina a 50 centros públicos y 26 privados.

 

La CRUE ha advertido de que la inversión en las universidades públicas ha registrado un descenso en la financiación del 40,2% entre 2010 y 2016, lo que supone 830,55 millones menos en cinco años. Concretamente, el informe señala que en 2016, se registró la cifra de financiación más baja desde que comenzó la crisis (1.236,5 millones de euros).

 

"Todo tiene un limite y corremos el riesgo de que el barco se quede en mitad del océano por falta de energía", ha avisado Fernández con relación a la falta de financiación para el sistema universitario.

 

Bonificar la primera matrícula

CRUE ha recordado que en Andalucía desde este curso se bonifica el 99% de los precios de los créditos aprobados en primera matrícula. La asociación ha calculado que harían falta casi 500 millones de Euros (488) para aplicar esa medida en toda España y financiar así la práctica totalidad del gasto para los estudiantes de grado en universidades públicas presenciales.

 

La medida ha sido aplicada por la Junta de Andalucía para el curso 2017/2018, siendo las universidades públicas las receptoras de las bonificaciones, previa justificación nominal de los importes de los beneficiarios de las ayudas. La propia Junta informó el pasado mes de septiembre de que la medida se aplicó en el curso pasado a 92.000 alumnos, con un coste de 37,8 millones de euros y añadió que la extendería a los estudiantes de la UNED.

 

Para la CRUE, que ha hecho la estimación para el conjunto de España basándose en los datos del curso académico 2016/2017, se trata de la modificación más relevante "social y económicamente" aplicada por una comunidad autónoma en relación a los precios públicos de las enseñanzas universitarias en el curso 2017/2018.

 

Baja el gasto y becas insuficientes

En cuanto al gasto en I+D en porcentaje del PIB, cae por sexto año consecutivo y retrocede a niveles de hace una década. No obstante, los rectores han aseverado que la producción científica mantiene su crecimiento e incrementa su nivel de excelencia.

 

Otro aspecto subrayado es "el exiguo y excluyente" sistema de becas y ayudas al estudio, que "no contribuye a la mejora de la equidad y del progreso social", según ha recalcado Fernández. Los rectores han subrayado que, tras cuatro años de los cambios introducidos en 2012 y 2013, se confirman "las previsiones realizadas en su momento acerca de las consecuencias de esta reforma respecto al deterioro de la igualdad de oportunidades".

 

De hecho, los datos reflejan un descenso del 13% de los fondos destinados a becas (de 943,5 a 815,9 millones de euros) y que la dotación per cápita haya caído en un 18,7% (de 3.256 a 2.648 euros) en el periodo 2012-2013 a 2016-2017.

 

"El corolario de la reforma lo podemos establecer en los siguientes términos: "más becarios, mayor empobrecimiento del becario y menor progresividad en la asignación de las dotaciones presupuestarias", ha añadido, sin apreciar un cambio de tendencia en la convocatoria de becas para el curso pasado.

 

España mantiene uno de los niveles de precios públicos universitarios más elevados de la Unión Europea. Además, según el trabajo de Crue Universidades, el gasto en Educación Superior (en porcentaje del PIB) sigue por debajo de la media de los países desarrollados.

 

España es el segundo país de la OCDE que más redujo el gasto por estudiante en el periodo 2010-2015 (-13%). En ese mismo período de crisis económica, la mayoría de los países desarrollados incrementaron el gasto por estudiante de Educación Superior (+5%).

 

El porcentaje de alumnos becados en España, que se sitúa en el 30%, sigue siendo inferior que en otros muchos países europeos.

 

Desigualdad territorial

La CRUE ha incidido, durante la presentación del informe en un acto celebrado en la Biblioteca Nacional de Madrid, en la desigualdad de precios universitarios que prevalece en España. El rector de la Universidad Politécnica de Valencia y vicepresidente de la CRUE, Juan Juliá, ha remarcado que la diferencia de precios mínimos entre comunidades puede ser hasta del 300%, y también es significativo el distinto porcentaje de impacto de las matriculas universitarias en la economía de las familias.

 

"En Extremadura, que no tiene unos precios públicos altos, representan un 7,5% de esfuerzo económico para las familias, mientras en el extremo opuesto nos encontramos porcentajes del 3,5%", ha detallado el vicepresidente de CRUE.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Noticiero de Arteixo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress