Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 7 de septiembre de 2017 | Leída 12 veces

Londres quiere endurecer las condiciones de los trabajadores comunitarios, según una filtración

En el Reino Unido post Brexit, los trabajadores comunitarios no cualificados solo tendrán derecho a dos años de residencia como máximo. Aquellos asalariados con mayor nivel de estudios podrán aspirar a estancias de entre tres y cinco años como mucho y si solicitaran una reunificación familiar, deberán en cualquier caso acreditar ingresos mínimos de 18.000 libras esterlinas, unos 20.300 euros...

[Img #43123]

 

Esto, entre otras cosas, es lo que detalla un documento interno del ministerio del Interior británico filtrado al diario The Guardian, que lo ha publicado el martes. El borrador, marcado como "muy sensible", confirma una política restrictiva dirigida a atajar el volumen de trabajadores no británicos en el país, algo que la primera ministra Theresa May ha justificado este miércoles ante la Cámara de los Comunes como uno de los fines del Brexit.

 

"Lo que la gente quiere ver ahora es que hay control. Eso es lo que quiere ver como resultado de la salida de la Unión Europea", ha dicho la mandataria al ser preguntada por un diputado sobre los beneficios de la llegada de extranjeros para la economía nacional. No obstante, también ha reconocido que "en general, la inmigración ha sido buena para Reino Unido".

 

Esto es lo que votaron con el Brexit

La propuesta del Ministerio del Interior persigue terminar con la libre circulación de trabajadores y controlar los niveles migratorios. Según The Guardian, la idea de "Reino Unido primero" impregna el texto, que literalmente emplaza a las empresas británicas a "emplear a trabajadores locales". May ha alegado ante la Cámara de los Comunes que eso fue lo que votaron los británicos el 23 de junio de 2016.

 

May ha defendido la necesidad de imponer mayores controles sobre la inmigración y ha afirmado que la población británica votó a favor de imponer nuevas restricciones al aprobar en referéndum la salida del país de la Unión Europea.

 

La primera ministra ha advertido del "impacto" que la inmigración puede tener para cuestiones como el acceso a los servicios básicos o el desarrollo de infraestructuras y ha alegado que los más afectados suelen ser las clases más bajas.

 

La propuesta migratoria que contiene el documento filtrado está dirigida a las negociaciones sobre la salida de la Unión Europea, y pretende liquidar una "libre circulación" que otorga a los ciudadanos de la UE "el derecho a residir en Reino Unido independientemente de las necesidades económicas del país".

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Noticiero de Arteixo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress